9 Consejos para comprar lencería para tu sesión de fotos boudoir

Vamos a darte 9 Consejos para comprar lencería para tu sesión de fotos boudoir

La compra de lencería para una sesión de fotos boudoir es un proceso relativamente simple, con una multitud de diferentes estilos, colores, tejidos, diseñadores y así sucesivamente (y con las compras en línea ahora la norma, ni siquiera tienes que salir de casa si no quieres). Por eso queremos darte 9 Consejos para comprar lencería para tu sesión de fotos boudoir

Si estás pensando en comprar lencería para tu próxima sesión de fotos boudoir, puede que tengas algunas de las siguientes preguntas:

  • ¿Qué debo elegir?
  • ¿Qué estilo?
  • ¿Tela? ¿color?
  • ¿Me veo bien con este conjunto?
  • ¿Le gustará a mi pareja?
  • ¿Me gusta realmente a mí?

1 -Relájate.  Actualmente hay una cantidad innumerable de prendas donde elegir y aparte de responder las preguntas anteriores, has de pensar en tu elección en el tipo de sesión de fotos boudoir que vas a realizar.

2- Antes de iniciar la compra para la experiencia boudoir abre el armario.  Empieza por mirar en casa lo que tienes. Quizás no necesites comprar nada realmente, asesórate con la persona que te va a hacer la sesión de fotografías boudoir.  Sexy, básica…, debéis trabajar en conjunto lo que pretendéis conseguir con las fotos para logar elegir el mejor conjunto de ropa interior posible.

Recuerda que en lencería no hay reglas, lo importante es sentirte cómoda y sexy.

Fotografía Boudoir Murcia

3- Antes se salir de casa, mira online.  Tras ver lo que ya tienes en casa, si crees que necesitas algo nuevo, o simplemente te quieres dar el capricho de estrenar conjuntos para tu sesión de fotos boudoir, empieza mirando online.  Ahorraras mucho tiempo de estar de tienda en tienda.  Y no solo mira tiendas de lencería, visita porfolios en webs como pueden ser Pinterest, encontraras miles de ideas inspiradoras. 

Una vez tengas ya claro el estilo que quieres lucir, es el momento de comprar online o yendo a la corsetería que más te guste de tu ciudad.

4- Calidad.  Creo que este punto se resume fácilmente.  La calidad hay que pagarla, pero dura.  Y no solo hablamos de calidad de materiales, también calidad en el diseño.  No vas a estar haciendo una sesión boudoir cada semana, así que date el capricho de elegir la lencería de calidad que más te guste.

Conocete a ti misma

5- Saber bien tus medidas.  Este punto es una cuestión básica.  No solo se trata de ir cómoda durante la sesión de fotos boudoir, también ha de quedarnos bien la ropa, en cualquier posición.  Es muy importante que el sujetador nos de un ajuste perfecto, así evitaremos en según que poses que se nos vea una copa prieta o demasiado holgada.  Déjate aconsejar en este punto por la profesional que te vende la prenda y pruébatela, no te de vergüenza hacer poses raras en el probador para asegurarte de que te queda perfecta.

6- Confía en tu propio criterio.  Nadie mejor que tú sabe lo que más o menos le queda bien, pero sobre todo con lo que se siente cómoda.  No tiene sentido que uses un tipo de lencería, que pese a quedarte ideal, no te sientas cómoda.  Al final eso se refleja en la sesión de fotos, y lo que pretendemos es vivir una experiencia boudoir perfecta.

7- Potencia tus características favoritas.  Habla con el fotógrafo, si crees que tu potencial está en la mirada, trabajarla en la sesión.  Por el contrario, si crees que tu parte más sensual es tu pecho o tu culo, potenciar durante la sesión esa parte.  Tu posarás con mayor confianza y saldrás más contenta del resultado final.  Púes a la lencería le pasa lo mismo, has de escoger el tipo de ropa que creas que mejor va a potenciar esas partes que a ti te resultan más atractivas.

Diviertete

8- Cuando vayas de compras, ve con tu mejor amiga, o contrata una personal shopper.  Lo pasarás mejor, estarás acompañada y podrás recibir validos consejos y ver cosas que quizás sola no te habrías percatado.

9- Experimenta.  Aprovecha para probarte cosas que nunca antes te habías planteado, o que incluso jamás pensaste darle utilidad.  Un sujetador sugerente, un liguero, esas medias que nunca te atreviste a sacar a la calle…  Piensa que la experiencia boudoir es un disfrute para ti, y querrás tener un bello recuerdo del momento.  Al fin y al cabo, solo van a ver las fotos quien tú lo desees.  No te cortes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.