Tipos de fragancias

Tipos de fragancias y el origen del perfume

Antes de hablar de los tipos de fragancias, deja que te contemos que aunque con frecuencia se atribuye a la época de los egipcios, el origen del perfume se remonta más atrás aún, a la Edad de Piedra, cuando los hombres queman maderas aromáticas y resinas que desprenden un olor agradable para complacer con humo a sus divinidades.

Es esta forma aromática, a través del humo, quemando maderas o inciensos, “per fumum” en latín, la que dará lugar posteriormente al término “perfume”.

Tipos de fragancia

Algunos perfumes nos ofrecen diferentes versiones de un mismo aroma. La diferencia entre ellos no solo radica en los porcentajes de esencia pura, sino, en algunos casos, también en una variación de las notas para potenciar su carácter fresco o bien su intensidad y fijación.

Es por esta razón por lo que no es lo mismo aplicarnos un Parfum o un Eau de Parfum, cuya evolución y fijación con el paso del tiempo suele ser muy duradera (con una aplicación sería suficiente para todo el día), que aplicarnos otro tipo de composiciones más ligeras y frescas como un Eau de Toilette o un Eau Fraîche. En estos casos podríamos repetir la aplicación de la fragancia pasadas unas horas.

Hoy te enseñaremos cuáles son y cómo diferenciar entre los diversos tipos de perfumes. Hablaremos de las cinco categorías de perfumes, comenzando por la de mayor concentración de esencia aromática y terminando con la de menor concentración. 

Tipos de fragancias

Parfum

Perfume. Con una concentración de entre el 20 – 40% de esencia aromática y una duración de 6 a 8 horas. 

Los altos porcentajes de concentración hace que la duración del aroma, en ocasiones, supere las 8 horas. Hay que ser prudente al momento de su aplicación y utilizar solo pequeñas cantidades en las zonas más recomendadas como cuello, muñecas, nuca, etc. 

Eau de Parfum: 

Agua de perfume. Con una concentración del 10 – 20% de esencia aromática y una duración de entre 4 y 5 horas. 

Eau de Toilette: 

Agua de tocador. Con una concentración del 8 – 10% de esencia aromática y una duración de entre 2 y 3 horas. 

Es por lo tanto la gran mayoría de las fragancias que conocemos pertenecen a esta categoría, es la más extensa y se caracteriza por su gran variedad de aromas y notas olfativas. 

Eau de Cologne: 

Agua de colonia. Con una concentración del 3 – 5% de esencia aromática y una duración de aproximadamente 2 horas. 

Esta es, por consiguiente, una versión ligera y suave, normalmente las colonias también son más aptas para el verano ya que nos permiten usar la cantidad deseada sin miedo a un sobrecargo de aroma en la piel. 

Eau de Fraiche o Splash: 

Agua dulce o splash. Con una concentración del 1 – 3%  de esencia aromática y una duración de aproximadamente 1 hora. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.